martes, 27 de septiembre de 2016

en casa,ríen



ríen del cielo
del amor de unos tontos
se ríen de los desdichados
la historia
los sueños

ríen de todo lo que sea distinto
a un traje un auto
un linde

lo hacen con fuerza
con murmullos
cómodos

y
siendo un niño
un niño cabal
 imperfecto

ignorando que
algún día
pronto
reirán de mi

los acompaño.



martes, 20 de septiembre de 2016

siempre quiero leer otro poema de Pancho Muñoz



siempre quiero leer otro poema de Pancho Muñoz

recuerdo el desprecio con que Diana Bellessi y Daniel Freidemberg
se refirieron a él y a su poesía
una nochecita de Buenos Aires en los ‘80

hace treinta años más o menos que tengo una carpeta click clack de color negro
en la contratapa pegué un poema de Pancho Muñoz
y lo releo releo
en la otra contratapa hay un poema de Borges sobre la patria

sé que no estoy solo y sus palabras conducen al alba (1)

hace algunos años en Río Cuarto
le dije a Diana Bellessi que
donde ella estaba
surgía la oscuridad
oh Esfinge rodeada de cervatillos!

pero sí
siempre quiero leer a Pancho Muñoz

y a esta gente
y a tanta gente
no le encuentro qué

cuando uno encuentra una palabra desprendida del señor/ la señora
esa palabra QUIERE
no le quites la voz
porque esa palabra quiere siempre sola

cuando Daniel Freidemberg  confesó en La Guacha (2)
que se dedicaba a míseras operaciones en Diario de Poesía (3)
me emocionó no tanto su poca inteligencia

sino su hipocresía profesional

mucho que no debe decirse
y hay un poco que
aunque mal
se dice
como si nos corriera el diablo por el campito

siempre quiero leer un poema de Pancho Muñoz.


(1)   paráfrasis de un poema de Muñoz
(2)   y (3) revistas de poesía de Buenos Aires






jueves, 15 de septiembre de 2016

FRENTE AL POTOMAC (en las prisiones federales)



cantemos a las llanuras del sur
a los cabellos níveos de la oveja en los sacrificios
oh Abraham!

días donde la tarde es un sótano

el destino manifiesto en los dientes
en las maestras sarmientinas

Víctor Saldaño reescribe la noveleta de América
eso que tocan no es hombre ni espectro

el humor de la ausencia

las lúbricas hilera de sakura te engalanan

ha pasado la moda de los suspiros

el búho del capitolio todo lo ve

siempre es nocturna la sangre de los puros

abrázame yo fui Walt Whitman

puto el que lee  esto (se leía en sitios públicos...
antes...)

a fuerza de aburrimiento nos volvimos complejos
demandantes
lo saben en los mercados

los zodiacos de Washington no son el neceser del diablo sino la
estupidez profética

respétame yo tejí el silicio de Emily Dickinson

cada vez que escucho la palabra Kultur
rompo un espejo

en las prisiones federales frente al Potomac
compran pasaje los turistas;


de Una sombra llena de perros (prólogo)




sábado, 3 de septiembre de 2016

ES BUSCANDO LO POSIBLE QUE UNO MUERE



en el planeta de los simios o la guerra zombie
Se dice buenas tardes muchas gracias
O
A cierta temperatura
Estoy sacando esta piedra del corazón

De todas las voces
Algunas llevan y muchísimas no

He pensado mucho en las palabras
Y no han podido contra mí

Cuando la lógica triunfa
Se levantan  palcos
despiertan  su cárcel  los amantes

dicen
Es la primera vez
La última

Perdón?
Hace bastante que el cielo retira su escalera

Uno a uno los amigos yacen con los muertos

Leo muy buenas redacciones
Pocas son
Farmacia o  recetario

Para merecer el repudio
Dos trampas deben evitarse
El azar y la luz

Observá bien qué
 no quién

Dale poca sangre a quien resiste
en un salón de espejos o en la pampa brava

Es buscando lo posible que uno muere.


del libro A propósito de Nietzsche- Poemas insulares - (2011)







miércoles, 31 de agosto de 2016

CALOR





el lobo que soltó tu corazón
tembló al sacudir sus pelos de la nieve

no te guíes por temor o venganza
no aprietes su garganta

seguramente necesitó calor

descansar
en los hondones de la pena



de Otros Rayos - Ediciones Borde Perdido - Córdoba - 2016

jueves, 25 de agosto de 2016

VACHEL LINDSAY



Vachel Lindsay se dedicó a predicar la belleza vivía de la venta de un libro titulado Versos para ser cambiados por pan

Junto a Sandburg y Lee Masters renovó la poesía norteamericana.

 A los 52 se suicidó bebiendo una botella de desinfectante.

apresúrate a encender las lámparas





tienen alguien horrible con quien hablar
los días son largos como arañas
las noches quietísimas

apresúrate a encender las lámparas

encuentran alguno que lo presta todo
lo escuchan
canta la usura  del corazón

los frutos de la bondad
ocupan la mesa al ángel
y se devoran

advierte
estás solo pero mal acompañado

no basta el sueño
el Himalaya

un día habrá que devolverlo todo

ningún fantasma sonríe ante la carne

y cada beso
cada reproche de luz o de sentido
recorre
pasillos de otro olvido.